Liamada para el papel (Call for Paper)
۱۳۹۷/۰۹/۲۷ ۱۱:۴۲ 307

Liamada para el papel (Call for Paper)

 

 

 

Llamada para el papel (“Call for Paper”)

 

Bismil.lahir rahmanir rahim

 

7- El papel de los seminarios, universidades, centros de investigación y medios de comunicación en el desarrollo de la civilización islámica moderna;

“Iqra”, ¡Lee! fue el imperativo básico por lo que las sociedades islámicas llegaron a un alto grado de civilización y de pensamiento, particularmente la shiita, desde los albores del Islam y con la guía de los sagrados Imames de Ahlul Bait (as), desarrolló e interpretó la fe del Mensajero de Al.lah (pbd).

Y existen también infinidad de versículos y hadices que impelen al estudio; a lograr el conocimiento, la perfección y la moral.

Si el mundo musulmán de la actualidad fuera plenamente consciente de este riquísimo acervo, otras sería la historia de la humanidad que hoy se ve sumida en hambrunas, guerras, genocidios, como el caso de Irak, Siria, Yemen, más el permanente asedio de occidente que metió su cuña en varios países de mayoría islámica.

Desde los inicios del Islam, el noble Profeta Muhammad (paz y bendición sobre él y su familia purificada), se preocupó por el saber de sus compañeros, las masas musulmanas el conocimiento y el estudio.

Por ejemplo, en las batallas del Islam los prisioneros que sabían leer y escribir compraban su libertad enseñando su arte cada uno a diez niños musulmanes. ¡Algo novedoso para hace mil cuatrocientos años!

Dijo también el Señor de los Profetas: “Yo soy la ciudad del saber y Ali es su puerta”. Y los hermanos sunnis incluso tienen idéntico hadiz con otros detalles: Dijo el Profeta (pbd): “Yo soy la Ciudad del saber y Ali es su puerta; quien quiera entrar (a esa Ciudad), debe hacerlo por su puerta”.

Si esta orden profética hubiese sido cumplida y acatada, el imperativo coránico, (“iqra”), la ummah islámica mundial de ninguna manera habría atravesado una historia singular repleta de batallas, discriminación y persecución al mundo shii. Ni hubiésemos llegado a esta situación que repercute en todo el planeta, donde con EEUU a la cabeza se intenta desmembrar particularmente a la gloriosa República Islámica de Irán, como ya lo ha hecho con Afganistán, atomizando a Irak, destrozando los poblados literalmente y la infraestructura de Siria; llevando la guerra a Yemen, y apuntalando otro problema que podría sobrevenir en el mundo islámico: El tema kurdo.

 

De allí que el papel de los seminarios, universidades, centros de investigación y medios de comunicación en el desarrollo de la civilización islámica es superlativo, como superlativo es que los santos imames de Ahlul Bait (as), con el Imam Ali ibn Abi Talib (a) a la cabeza, hayan sido los primeros en desarrollar e interpretar al Mensajero de Al.lah (pbd), haciéndonos heredar el Islam Muhammadiano sin mácula y vanguardia en la lucha por la justicia y la humanidad en un mundo cada vez más deshumanizado.

Cuando los abbasíes relajaron su persecución a Ahlul Bait (as), el imam Yafar Sadiq (a) tenía más de cuatro mil discípulos en Medina, entre ellos a dos creadores de escuelas: Abu Hanifa y Malik ibn Anas. Este fue uno de los primeros seminarios articulado, organizado y sistematizado, que brilló en el mundo islámico de la época, pues hizo que la luz del Islam Muhammadiano se afiance, ya que el propio Imam Yafar (a) creó la escuela que hoy millones de personas en el mundo siguen.

En la actualidad, todos estos claustros: seminarios, universidades, y centros de investigación islámicos, deben propagarse alrededor del mundo y no únicamente en los países islámicos y particularmente en la República Islámica de Irán, pues la revolución pergeñada por el Imam Jomeini (r), no puede no traspasar las fronteras de Irán y no llegar hasta los más recónditos lugares del planeta.

Eso es lo que el Imam Jomeini dijo y mucho más, cuando especificó que “hemos tirado dos mil quinientos años de monarquía al basural de la historia”.

Ese Irán de la dinastía Pahlevi que sumió a Irán en la época de la oscuridad y con el 80 por ciento de analfabetos, hoy, merced a esa revolución cultural liderada por el Imam Ruhul.lah Jomeini –una de las revoluciones más importantes del mundo islámico luego de la del Profeta Muhammad (pbd) y su nieto Imam Husain (a)- brilla como un portento en la región, liderando y auspiciando las enseñanzas de Ahlul Bait (as).

Seminarios, universidades, centros de investigación, deberían acrecentar su presencia en los países no islámicos. En América Latina por ejemplo, donde el wahabismo está avanzando rápidamente, el único camino –de acuerdo con experiencias empíricas- es profundizar en esos seminarios de Ahlul Abit (as), única manera racional de contrarrestar el fanatismo y el odio irracional que enseñan a todo lo que no sea su secta.

Se ha comprobado en trabajos de campo que la rica argumentación del mazhab Yaafari, ha logrado sacar a las personas de la doctrina de Abdel Wahab, pues, como sabemos, su dogma se basa en la irracionalidad que los claustros de estudios del mazhab shia, contrarresta con facilidad.

De allí que la dirigencia islámica debe centrarse en fomentar esos seminarios, que muchas veces fracasan a causa de las dificultades financieras y la carencia de apoyo del centro mundial de la shia, como lo es la República Islámica de Irán.

Otro aspecto particular son los medios de comunicación. Por supuesto que estamos hablando de los medios occidentales, donde precisamente la shia no tiene lugar, y si la tiene es solo para fomentar el anti shiismo.

Y si bien las aulas en todos sus aspectos académicos llevan a un desarrollo formidable en cuanto a la civilización islámica moderna, aún en occidente no se ha podido hacer pie para que los medios “comuniquen” con seriedad y sin prejuicios los valores inmensurables del islam y dentro de este, los que llamamos el Islam Muhammadiano.

Los medios de comunicación con una materia pendiente de los musulmanes, pero por ahora insoluble, ya que las grandes agencias informativas internacionales están en manos del sionismo, salvo dos o tres como las de Rusia y China.

Para dar un ejemplo de cómo funcionan estas agencias pro sionistas, se deleitaron con la fórmula “Primavera Arabe”, pues la acepción principal y novedosa que le daban, era la importación a los países árabes musulmanes de la “democracia occidental a la americana”. ¡Por fin había llegado a ese mundo “oscuro y medieval” una brisa de aire fresco que renovaría añejas estructuras y formas de gobierno!: La primavera. ¡Qué lindo sonaba!

Nada más lejos que esto: La realidad les chocó de frente. La “Primavera Arabe” no fue más que un espejismo en el denso e inmensurable desierto de sectas, tribus, escuelas, colegios y universidades que fueron adoctrinados lenta e inexorablemente por la secta wahabí una rama herética de la escuela islámica de pensamiento Hanbali, durante más de sesenta años, veinte años después que la dinastía Saud se entroncara en Arabia, a la que puso su patronímico (“Saudita”).

En cuanto al término “Primavera Arabe” y las agencias internacionales de información, es natural que estas, casi todas de las más conocidas cuyos propietarios son de reconocida trayectoria sionista, sean contestes, salvo las de -Rusia o China por ejemplo- en utilizar términos eufemísticos que les convenga a su ideología y a los intereses geopolíticos de sus patrocinadores (Israel, Francia, Inglaterra, EEUU).

Echemos un vistazo más de cerca cuáles son estas agencias: Reuters (Reino Unido); Agence France Presse (Francia); Associated Press (Estados Unidos); ANSA (Italia); United Press International (Estados Unidos); Press Association (Reino Unido); Xinhua News Agency (China); Europa Press (España); RIA Novosti (Rusia); Interfax Information Services Group (Rusia); y Interfax Information Services Group (Rusia).

Si observamos los diarios occidentales con sentido crítico comparando las noticias entre uno u otro medio informativo, podremos observar que las mismas son reproducidas exactamente igual a la originada por alguna agencia noticiosa citada, salvo en sus títulos que son modificados.

Otro dato a tener en cuenta es que algunas de esas agencias tienen más de 150 años con miles de periodistas y centenares de oficinas alrededor del mundo. Es lógico que han “entrenado” al lector “masificado” a creerle a pie juntillas. Ese monopolio de la noticia a escala global sigue las políticas, o las genera porque son parte de sus respectivos gobiernos (o en todo caso cogobiernan), hace que los eufemismos o clichés tal el caso de “Primavera Arabe” haya logrado incorporarse a la memoria colectiva, aunque más de un lustro después del suicidio a la bonzo del joven tunecino Abu Aziz, nada haya quedado de esa supuesta “primavera”, salvo muerte, destrucción, barbarie, causada y prohijada por los mismos gobiernos occidentales que inventaron tal “primavera” para entrometerse en los países árabes e islámicos.

De allí que los medios de comunicación occidentales, no hacen ni ayudan de ninguna manera a consolidar una civilización islámica moderna.

Será responsabilidad de la siguiente generación, el crear las condiciones para que el Islam Muhammadiano tenga el lugar que se merece en los medios de comunicación.

8- Identificación de los factores que impiden el surgimiento de la civilización islámica moderna y los mecanismos necesarios para enfrentarlos;

 

Primero: Uno de los factores que impiden el surgimiento de la civilización islámica moderna –como se apuntó- son las agencias internacionales de noticias, afines al sionismo.

Segundo: La inercia de cierta parte dirigencial que no ve más allá de sus narices y que mira para otro lado cuando de ellos se necesita el apoyo logístico para consolidar esa estructura; esa Civilización Islámica Moderna y particularmente en América Latina, donde el Islam está muy influenciado por el wahabismo.

Tercero: Carencia de infraestructura y presupuesto para consolidarse como comunidades.

Y por esa misma vulnerabilidad, es que tenemos que hacer hincapié en fortalecer y enriquecer intelectual, metodológica e ideológicamente a los shiitas occidentales, y en particular de América latina que serán la punta de lanza en el futuro.

Pero además la vulnerabilidad de los musulmanes sudamericanos shias a pesar de la enorme voluntad de la mayoría de sus dirigentes, está concatenada en algunos casos por la deserción de sus integrantes hacia el wahabismo (pues como sabemos esta doctrina infectó todo el cuerpo del islam sunni (de sus cuatro escuelas)); sentirse solos y desprotegidos aunque sea moralmente de los grandes centros de la shia; observar el avance sin pausa del wahabismo en todas los rincones de Sudamérica en sus respectivas comunidades; la carencia de libros, pero no solo libros de grandes aiatullas, sino hasta la falta de nuestro Libro por excelencia: El Corán.

Hay que bregar por la autonomía presupuestaria de las diferentes comunidades musulmanas ¿Y cómo se podría lograr esta autonomía presupuestaria? Tenemos el ejemplo más evidente de lo que sucede en Paraguay y Brasil donde los shiitas –que representan una inmigración joven y pujante- han construido edificios y centros comerciales de los cuales no tienen necesidad de ayuda monetaria exterior y de este modo han avanzado admirablemente.

En la Argentina –por ejemplo- la gran inmigración sirio-libanesa islámica tiene algo más de cien años, de los cuales 70 han carecido de shuiuj académicos, salvo los nativos y tradicionales de cada comunidad que como han podido mantuvieron viva la llama del Islam shii, pero con una enorme masa que ya está culturizada y lejana de los auténticos valores muhammadianos. Muchos de ellos apenas son musulmanes nominalmente. Los casamientos mixtos arrasaron con el din.

Y con gran pesar, de los originarios apenas han quedado el 10 por ciento que tratan de sobrevivir a toda costa en un ambiente aparentemente benigno y tolerante con todas las religiones, pero hostil por su cultura envolvente que atrae a los jóvenes que no encuentran su “hábitat” en las comunidades que no tienen la mayor de las veces ni un salón donde reunirse, ni esparcimiento necesario como cualquier comunidad organizada.

Hay que enfatizar en la participación de ferias de libros, recreación, conferencias en universidades, armar un partido político. Esas es, en síntesis “La Comunidad Organizada”.

Tres temas íntimamente imbricados entre sí: Infraestructura, religioso y político.

En cuanto a la infraestructura, en 30 años debemos tener en América Latina una gran universidad Islámica, escuela secundaria y primaria; escuela de árabe; musallas, cementerios, parques de esparcimiento, escuela de traductores, refugio para menesterosos (menores en riesgo, ancianos, jóvenes adictos, madres solteras (en Sudamérica por lo menos el 40 por ciento de los nacimientos se da en madres solteras cuyos padres no se han hecho cargo de los hijos)); casa/hospedaje para los hermanos musulmanes y/o estudiantes de toda Sudamérica que estén con becas de estudios islámicos; medios de comunicación masivos (emisora que abarque toda américa, canal abierto, páginas web, diarios revistas); imprenta; vehículos de transporte para cada sede; por lo menos tres edificios de tres plantas con un total de 36 departamentos y/o salones comerciales en su planta inferior para solventar todos los gastos de la Organización que ha de hacerse cargo de toda esta tarea.

En cuanto a lo religioso se prevé que cada centro cuente con sus shuiuj nativos, bibliotecas y todo lo que hace y se necesita para encontrar en el din una forma bella para vivir y no una falencia donde el fiel tenga la carencia religiosa diaria para vivir como un buen musulmán. Colonias de vacaciones, encuentros anuales que son indispensables para la interacción de los musulmanes, el conocimiento entre los jóvenes para evitar casamientos mixtos, congresos, viajes; oficina de peregrinación, certámenes coránicos o de otra naturaleza, almacenes halal, cooperativas islámicas. Fundación para recibir donaciones y administrar fondos.

En cuanto a lo político, ha de otorgarse todos los extremos para que –al revés de la cultura reinante que ha separado la religión y la política- cada fiel, además sea un miembro muy bien ideologizado con las premisas políticas del islam muhammadiano, y que es de vital importancia; la comunidad shia ha de tener un partido político nacional.

Este ítem político ha de desarrollarse profundamente porque se prevé que será la shia la punta de lanza en lo que se está avizorando: las ansias del sionismo internacional de copar la parte Sur de Sudamérica, algo que lo estamos viendo tangiblemente, hoy año 2017, con la complicidad de gobiernos afines.

Hay que hacer un interregno para decir que hace 40 años, las fuentes del islam estaban plasmados en los libros diseminados por la embajada de Arabia Saudita en las américas, de norte a sur y de ellos la masa de comunidades islámicas abrevaban, sean estos sunnis, shias, alauís, drusos y quienes conocían por primera vez el Islam. Los shias y alauís incluidos, resguardaban su dogma y su adherencia a Ahlul Bait (as) como un tesoro intramuros, en tanto arraigaba el más puro wahabismo que discurría entre su cultura, en sus hogares y en sus mentes.

Al irrumpir la Revolución Islámica de Irán, se rompió ese mo-nopolio informativo que con total libertad ejercía la embajada de Arabia saudita en todos los países sudamericanos, con numerosas y generosas estipendios a las comunidades.

Sin embargo, la revolución encabezada por el Imam Jomeini (a), vino a dar por tierra esa política expansionista del wahabismo y sus aliados.

En definitiva, y los mecanismos necesarios para enfrentar esos retos deben ajustarse a algunos paradigmas

Para ello comenzaremos con cuatro ítems:

1.   Fortalezas

2.   Oportunidades

3.   Debilidades

4.   Amenazas

 

1. FORTALEZAS

Este punto tiene pocos ítems precisamente por la crisis que se citó supra.

 

a)   Superlativo conocimiento religioso e intelectual de algunos dirigentes

b)   Existen habilidades, capacidades y fortalezas de cierta dirigencia sudamericana que de una forma u otra muestran y demuestran tangiblemente capacidad de trabajo, tanto en lo intelectual como en la operatividad.

c)   Hay entidades que poseen potencialmente capacidades para desarrollar temas y movimiento inmobiliario como para solventar gastos de las comunidades.

d)   Hay recursos humanos motivados y contentos para iniciar un trabajo genuino.

e)   Existe un buen ambiente potencialmente apto para el dawa y esto se manifiesta en las Ferias de Libro donde mucha gente se anota para concurrir a reuniones y que pide libros o folletos (de los que se carece).

f)   Los nativos musulmanes y dirigentes conocen el “mercado” adonde se dirigirán con un objetivo preciso

g)   La shia posee características especiales y únicas (al revés de las otras escuelas islámicas) como “producto” para imponerse en ese “mercado”.

 

2. OPORTUNIDADES

 

a)   Participación en Ferias de Libros.

b)   Conferencias en universidades

c)   Tener a la grey en perpetua movilización para crear el hábito

d)   Estar siempre presentes en los medios de difusión

e)   Preparación de congresos, certámenes, ruedas de prensa

f)   Debates televisivos y radiales

g)   Dawa permanente

h)   Enorme capacidad disuasoria de la shia ante débil competencia intelectual de los adversarios

i)    El “mercado” está mal atendido

j)    Existe la necesidad social y espiritual del “producto” que poseemos.

k)   Existe el más grande potencial humano, intelectual, de inteligencias en toda América del Sur para liderar y ser el centro de la shia en la región

 

3. DEBILIDADES

 

a)   Debilidad endémica en todos los frentes para contrarrestar la avanzada del sionismo y superar la “cruzada” de las sectas cristianas pro sionistas como los mormones, evangélicos de las diferentes nominaciones cuya cultura religiosa es enteramente sionista, rosacruces, espiritistas, masones, metafísicos, iglesia universal, y otros tantos grupos nacidos en los EEUU y que ya se han posesionado en América del Sur.

b)   Debilidad monetaria grave para contrarrestar el avance del wahabismo que en varios casos sigue los pasos de algunos dirigentes shias por el país, y allí donde hay un germen de trabajo genuino (de los dirigentes shias) llegan ellos inmediatamente y abren musallas, alquilan salones, envían libros y shuiuj y de este modo el trabajo de la shia queda desmoronado.

c)   Poca capacidad de reacción ante las adversidades.

d)   Una de las debilidades de la shia sudamericana es su reducido número y no solo eso sino que por ahora se encuentra estática.

e)   La enorme brecha entre los dirigentes (enfrentamientos entre sí).

f)   Se carece de las capacidades monetarias para afrontar y revertir la crisis.

g)   Existen muy pocas actividades cuyo resultado sea positivo.

h)   En el 90 % de los casos las actividades realizadas son para la foto, los noticieros, y es un círculo vicioso del que hasta ahora no se puede salir.

i)    Falta de capacitación y/o formación no solo religiosa, sino política.

j)    Carencia de cuadros entrenados

k)   Pésima situación financiera

l)    Incapacidad de la dirigencia para ver y diagnosticar errores

m)  Capital de trabajo mal utilizado

n)   Deficientes habilidades gerenciales

o)   Falta de motivación de los recursos humanos.

p)  Cero infraestructura.

 

Finalmente, para consolidar una CIVILIZACION ISLAMICA MODERNA, que pueda afrontar cada uno de los retos descritos, se debe también apuntalar con becas de estudios, seminarios, conferencias, a la parte dirigencial y los jóvenes que desean fervientemente ser la punta de lanza, tanto espiritual como ideológicamente para enriquecer a cada comunidad esparcida por el mundo y en especial en Sudamérica, desde donde se originó este informe.

 

UAl.lahu Alam

Ual hamdu lil.lahi rabbil alamin